Fleet Foxes agradece a la piratería por su éxito.

Categorizado en (Opinion, Prensa)

El álbum autotitulado Fleet Foxes fué considerado por Pitchfork y muchos otros críticos de música como el mejor álbum del 2008. Lo más curioso, es que Robin Pecknold, principal integrante de la banda, dijo que que la banda no hubiera podido hacer el álbum sin la inspiración que logró de los cientos de álbums que pirateó a través de los años.

Después del exitoso debut de su álbum, el cantante Robin Pecknold de Fleet Foxes, aclaró inmediatemente que le disgusta la codicia que rodea a  las corporaciones de las grandes marcas de grabación. “Fleet Foxes nunca jamás, bajo  ningunas circunstancias, desde ahora hasta que el mundo se ahogue en gases tóxicos, firmará con un  estudio mayor de grabación “, escribió Pecknold en un blog, después que se esparciera el rumor, de que había firmado con un gran estudio.

Según Pecknol, los grandes estudios parecen estar en contra de la música. Lo que realmente les ayudó a ellos y otras bandas a dar forma a su sonido, y chispa a su creatividad, fué el compartimiento de archivos. “Esa fué la manera en que fuí expuesto a casi toda la música que amo hoy en día, y es el camino más fácil para encontrar material extraño”, dijo a la BBC.

“Descubrí muchísima música por ese medio. Lo cual es absolutamene cierto para cualquier artista de mi edad”, agregó.  Explicó que no es  el único artista que se benefició por robar música, como lo llaman los grandes estudios. Tener acceso a una inmensa librería musical, solo te hace un músico mejor.

Fleet Foxes actuando en Alemania

fleet-foxes

Por cierto, muchos rastreadores dedicados a la música son visitados por miles de artistas, que comparten su trabajo y el de otros. El famoso Trent Reznor de Nine Inch Nails era un orgulloso miembro del rastreador OiNK, ahora difunto.

Pecknold no es diferente, y recuerda la calidad de  su música cambiando para mejor, después que su padre le compró un módem para conectar la familia a Internet, un almacén de caramelos para un músico de la era moderna. Y si sus fans quieren compartir su último álbum, para él está bien también.

“He descargado cientos y cientos de grabaciones, ¿porque me voy a preocupar si alguien descarga las nuestras?. Eso muy poca cosa para preocuparse de ello. Quiero decir ¿Cuanto dinero necesita una persona? Personalmente, me parece que es desagradable cuando la gente se queja por eso”, admitió.

Los estudios tienen un punto de vista diferente sobre el tema por supuesto, reclamando la pérdida de millones de dólares por esa causa. La mayoría de la gente sabe que eso está lejos de la verdad. Sin embargo, después de perseguir a los fans de música en las cortes, están empezando a perder el respeto entre los músicos.

Mientras todavía tienen la capacidad de hacer a un chico, una estrella de la música, la mayoría de los artistas no necesitan realmente de un estudio, para distribuir música en la era digital. BitTorrent lo hace muy bien ¿No es cierto, Robin?

(0) Comments   
Deja tu comentario
Nombre:
Correo:
Comentarios: